Mis cinco pilares de la felicidad

  1. FAMILIA y AMISTAD VERDADERA.
  2. REALIZACIÓN PERSONAL.
  3. SALUD
  4. AMOR
  5. VIVIR POSITIVAMENTE
Bonitos colores de Málaga - Plaza Merced

Bonitos colores de Málaga – Plaza Merced

Hoy oyendo mi música, en una tarde agradable os comparto mis cinco pilares de la felicidad:

  1. FAMILIA y AMISTAD VERDADERA. Amor incondicional de mi madre. No te lo digo muy a menudo pero sé que lo sientes. Gran parte de mi estabilidad emocional se lo debo al haber sentido desde que nací sin dudarlo ni un momento el amor de mi madre que me lo expresa constantemente con palabras y actos. Y te lo agradezco mamá, formará parte de mí toda mi vida y de mi forma de ser cariñosa, a mi manera, de los que forman parte de mi familia natural y de los que el destino nos ha unido como familia.
  2. REALIZACIÓN PERSONAL.
    1. PROFESIONAL. Trabajar en crear e inventar. Dedicar horas a un proyecto que te guste y que te guste esa sensación de trance cuando estás trabajando intensamente. Tener la intención de dedicarte a algo toda la vida. Muchos no me comprenden cuando les digo que tengo el deseo de no tener que jubilarme en la vida. Y es así, si mi salud me lo permite ese es uno mi deseos profesionales, además de seguir desarrollando proyectos que me sigan apasionando cada vez más.
    2. PERSONAL. Me refiero al ARTE… En muchos momentos de mi vida, he sentido que me dolían o me afectaban en exceso las cosas. Al principio creé una coraza de defensa de introversión. Como defensa estaba bien pero me evitaba el vivir el momento, el ser yo mismo, sentimientos que se quedan internamente no me hacían sentir bien y por consecuencia me coartaba el ser feliz. Pues bien, a través de un arte con el que expresar sentimientos para mi es una herramienta muy útil. Para alguien introvertido natural como yo necesito un medio para expresarme. Me encanta dibujar pero el medio que más he desarrollado ha sido el baile y a través de él me hace sentir especial sacar lo que llevo dentro.
  3. SALUD, obvio, sin muchos comentarios.
    1. Alimentarse bien.
    2. Hacer deportes y actividades que te gusten.
  4. AMOR. Me refiero al amor de pareja. En esto soy bastante reservado para contarlo en un blog público pero sí diré que tiene el poder de la locura en gente instintiva como yo pero que los años me han hecho comprender a dejar seguir al curso de la naturaleza, ser directo, honesto con las emociones, despojarme del sentimiento egoísta de posesión que tenemos de forma natural dejando a la otra persona libre, llegando a comprender que estamos en la vida de paso y lo importante son las experiencias positivas intensas que vivimos… Ahhh eso sí, los que me conocen saben que soy muy cerebral, lógico, tengo teorías para todo… Pues bien, en este apartado déjate de teorías, en el fondo somos animales y el instinto es el que manda, al final harás lo que tu instinto dicte y las cosas saldrán como salgan en el resultado de los dados del caos. La lógica sí que me ha servido para canalizar las emociones de forma positiva. Y eso para mi es lo importante, hagas lo que hagas hazlo mientras te haga sentir bien, sino es así y vuelves a tropezar en la misma piedra algo debes cambiar en tus acciones para obtener otro resultado. Destacar en este punto que siempre tendré que aprender sobre todo de muchos de los que me leéis que habéis tenido ya hijos…
  5. VIVIR POSITIVAMENTE. La energía positiva atrae a más energía positiva. Cuando nombro esta columna como VIVIR POSITIVAMENTE me refiero a dos conceptos, el primero es el vivir el momento el cual me lo están enseñando sin saberlo mis amigos tomándolos como ejemplo y con el segundo concepto me refiero a tomarte las cosas de forma positiva, tratar a la gente bien o comprender que tras ante cualquier acto hay una base positiva. Estoy convencido que realizando un buen trabajo, teniendo la conciencia tranquila en tus actos y comportándote bien con los demás vuelve a ti más energía positiva.

Aplicando la base de estos cinco pilares baso mi felicidad invirtiendo en experiencias compartidas y todo ello me suele mantener en lo que denomino una estabilidad feliz 7, pocos momentos de felicidad 9-10, pocos momentos por debajo del 6, y una felicidad media 7 tendiendo a subir con el paso de los años.

Para acabar comentar que ayer mismo me reía al decirle a un amigo que era un tío raro y él se reía con toda la razón puesto que mucho más raro soy yo.

Seguiremos trabajando duro mejorando cada vez, rodeándome más y más de gente que me va conociendo, apreciando y compartiendo algo conmigo.

¿Dios los crea y ellos se juntan?… ¡Toda la razón!

Abrazo a todos y gracias por leer mis locuras que me ayudan a ordenar principios

Inteligencia Emocional

Hace unos años fui un devorador de libros de psicología e incluso llegué a hacer un Master en PNL – Programación Neurolingüistica con compañeros/as que han llegado a ser muy buenos psicólogos y coachs. Yo ni coach, ni psicólogo, mi mente es demasiado “alemana”, lógica y directa para serlo. Lo tomaba como entrenamiento a mi mismo, para comprender el funcionamiento de nuestros pensamientos, nuestras decisiones, dar explicación a las emociones de la vida y en el plano profesional aplicarlo a conocer mejor a los clientes mejorando con esto las relaciones con ellos y los negocios.

Sin darme cuenta me ha resultado muy curioso el leer esta imagen porque punto por punto con el paso de los años, el análisis de los objetivos personales que me pongo van acercándome a asentar estos hábitos de manera natural a mi propia forma de ser. Los que me conocen pueden dar prueba de ello.

Gente con Alta Inteligencia Emocional

 

Slide sacada de aquí

En el hábito en el que estoy trabajando en la faceta de vida en la que me encuentra,  buena ayuda me están dando mis amigos positivos  Esaú, Eugenio, José Miguel y últimamente Alberto,  es en la de ser sacar mi yo más abierto, libre, natural, y directo.

Muchas veces ellos y mi familia incluso confían más en mi que yo mismo y por eso son buenos amigos.

¡Gracias amigos y familia!

Mi misión en la vida

Un poquito de mi

He recibido una buenísima esperanza e impulso de positividad. Por estas fechas hace un año recibí la noticia de que a un amigo cercano le habían detectado una enfermedad gravísima. Hoy he estado hablando con él, un año de dura lucha, llegando a pensar en varias ocasiones que se iba a morir. Afortunadamente a día de hoy se encuentra bien y disfruta con salud con su hijo de pocos meses. Me dice que no se cree aún la felicidad que siente y el cambio que ha experimentado en el concepto y prioridades de la vida.
Aun siendo jóvenes el final de la vida puede ser hoy mismo por lo que no hay que esperar para vivir tu felicidad tal y como consideres que es.
Tras este recordatorio de ser felices, como cada trimestre hago me he marcado mis tres objetivos:
TrabajoLituania
Mis 3 objetivos propuestos para este trimestre: 1 Profesional + 1 Cuerpo + 1 Mente. Os contaré los detalles en persona a quien le interese u os enseñaré los resultados antes de Navidad.
Marco mi vida en poder llegar a ser mi mejor yo. Mejorándome, trabajando en los defectos que voy descubriendo para ser el mejor guerrero para completar la misión que tengo en la vida. Me está costando más de lo que pensaba, primero en conocerme a mi mismo para vislumbrar la misión que he elegido en mi vida, luego encontrar el camino correcto y posteriormente en saber cuáles son los pasos correctos. Y me refiero tanto en el terreno personal como en el profesional. Quizás de ahí mis ansias de investigar a través de libros, internet, másteres, títulos universitarios…
13 años llevo ya de Ingeniero y aún sigo aprendiendo cada día cosas nuevas, algunos les llaman fricadas yo les llamo inventos que ayudan a personas.
En pocos días recibiré la titulación de mi tercera especialización en Ingeniería.
En estos tres últimos años que llevo en software y en los que nos estamos decantando por las aplicaciones móviles y el internet de las cosas debo agradecer la ayuda de Esteban Beltrán un crack inteligente que me está acercando a realizar la misión que he elegido en mi vida, con diferencias en las que nos complementamos y humor común.
 
Familia, amigos y esa gente especial que voy eligiendo en mi vida. Perdón por no poder en muchas ocasiones estar con vosotros tanto como querría. Mis momentos de concentración máxima me requieren tiempo. Os elijo porque sabéis que sois especiales. (A la familia no la he elegido pero he tenido suerte :D)
 
Gracias amigos, familia y gente especial por vuestra paciencia y por ayudarme a mejorar tanto en mi persona como profesionalmente.
¡Nos vemos pronto en eso que compartamos juntos!